Según la leyenda, cada una de las cuatro hojas de un trébol representa

ESPERANZA, FE, AMOR Y SUERTE

En la antigua sociedad celta, el intercambio de  tréboles de cuatro hojas fue una costumbre muy arraigada para demostrar la amistad , ya que lo importante era la buena intención de quien los entregaba debido a la dificultad en conseguirlos, más que el valor material.
A través del trébol de cuatro hojas, se demuestra el deseo de suerte, fortuna o salud a la persona a quien se regala. Nuestro objetivo desde esta web es retomar esta antigua costumbre Celta y regalar siempre con amor, algo que va más allá que cualquier cosa material.
LEER MÁS




DESEAR SUERTE ES EL MEJOR REGALO

“Regalar suerte es el deseo de regalar felicidad, y es cuando un sencillo trébol puede convertirse en un regalo portador de buena suerte si ponemos las manos sobre el y deseamos que la persona a la que se lo regalamos le ayude, proteja y le de buena suerte. Es un gesto de amor en forma de cuatro hojas.